Viandas seguras y saludables

Cada vez son más quienes por motivos económicos, de tiempo o de practicidad optan por llevarse su almuerzo a la oficina. A la hora de pensar en el menú debes tener en cuenta varios factores. Es importante que las viandas sean sabrosas, nutritivas y sobre todo que no se conviertan en un riesgo de toxiinfecciones alimentarias.

Aquí tienes algunos consejos para evitar la contaminación de los alimentos y disfrutar de un almuerzo sano y seguro:
  • Temperatura adecuada.
    El crecimiento de microorganismos se produce con mayor facilidad en aquellos alimentos conservados mucho tiempo a temperatura ambiente. Debes mantener tu almuerzo a una temperatura adecuada. Si lo preparas el día anterior consérvalo en la heladera hasta el momento de salir de casa. Y si tienes la posibilidad de mantenerlo refrigerado en la oficina hasta la hora del almuerzo… ¡hazlo!
  • Evita alimentos peligrosos.
    Existen alimentos que tienen un mayor riesgo de contaminación: salsas, cremas, verduras de hoja, preparaciones con huevo y leche. Trata de evitarlos, reservándolos para comer en casa y opta por preparaciones más seguras para llevar en la vianda.
  • Mezcla todo a último momento.
    Un consejo útil, principalmente para las ensaladas, es mezclar sus ingredientes en el momento de consumirlas para conservar todas sus propiedades nutritivas y su buen aspecto.
  • Aderezos: el toque final.
    Para que tu comida luzca atractiva y nutritiva condiméntala justo antes de comerla. Aceite, limón, mayonesa, kétchup… agrégalos en el momento y si cuentas con sobrecitos individuales mucho mejor.

Teniendo en cuenta estas sencillas recomendaciones podrás disfrutar de un almuerzo sano y nutritivo sin poner en riesgo tu salud.

Lic. Marisa Rodríguez · nutricionista